Como proteger una red Wi-fi

Publicado en 'Redes Inalámbricas' por tender_rapist, 13 May 2010.





  1. tender_rapist

    tender_rapist Miembro frecuente

    Registro:
    22 Oct 2009
    Mensajes:
    240
    Likes:
    5




    Me parecio interesante este resumen publicado en la web, a continuacion lo pego...

    Filtrado MAC
    Por muchos considerado el mejor sistema de protección para accesos no deseados.

    Antes de nada, ¿qué es una dirección MAC (Media Access Control address)? Una MAC es una dirección física escrita en nuestro adaptador de red (router, ethernet, …). Esa dirección debería ser única, e identifica el proveedor y otros datos como pueden ser el país de fabricación, el número de série, etc…
    Tiene una ventaja respecto a la dirección IP. La dirección MAC es (en principio) inmutable.

    El filtrado MAC impide la conexión al router a determinadas MACs. Normalmente se puede configurar de dos maneras:
    1.- Denegar las MACs listadas (lista negra): con esa opción impedimos que se nos conecten algunas direcciones MAC que no queremos que usen nuestros sistemas.
    2.- Aceptar sólo MACs listadas (lista blanca): con esa opción se impide el acceso a todo el mundo menos a las direcciones MAC listadas.

    Mito: Es la forma más efectiva de impedir accesos no deseados.
    Realidad: NO, es la PEOR de todas las protecciones.
    Explicación: El filtrado MAC es equivalente a tener un portero en la entrada con una lista de nombres. El portero pregunta al cliente cuál es su nombre. Cuando el cliente le dice el nombre el portero mira la lista y si el cliente está permitido, le deja pasar. En caso contrario, le deniega la entrada.
    A mucha gente le puede parecer el sistema más seguro, pero… y si les digo que la lista de gente admitida se puede saber con anterioridad?
    No podemos saber quién está en la lista, pero sí quién ha entrado alguna vez, por lo tanto podemos modificar la MAC de nuestro adaptador para simular ser alguien que ya sabemos que ha podido acceder con anterioridad.
    ¿Es fácil de obtener esa lista? Es trivial, es tan simple que cualquier programa sniffer proporciona ese dato.
    Conclusión: Es la peor de las protecciones, pues es de las más recomendadas y a la vez la más fácil de romper.

    Ocultar SSID

    El SSID es el identificador de nuestra red inalámbrica, para conectar a una red necesitamos especificar el SSID.

    Mito: Ocultar dicha información dificulta el acceso a personas que no conocen el SSID por adelantado.
    Realidad: NO, es de las protecciones más ridículas, el SSID se sigue transmitiendo.
    Explicación: Desactivando la opción SSID broadcasting (u ocultación de SSID) sólo evita lo que se llama SSID beaconing en el punto de acceso.
    Básicamente hay 5 mecanismos que envían el SSID haciendo broadcast, el SSID beaconing es sólo uno de ellos. Por lo tanto esa opción sólo evita que el punto de acceso se vaya anunciando, pero cuando haya tráfico en dicha red el SSID se mostrará.
    Sólo permanecerá el SSID oculto en caso de que nadie esté asociado ni realizando peticiones para asociarse a dicho punto de acceso.
    Conclusión: No merece ni el click en la configuración del router para activarlo, es tan trivial que no merece la pena activarlo.
    Además, más que una solución es un inconveniente. En caso de usar varios APs para permitir WiFi roaming los clientes pueden perder la conexión pensando que no encuentran el SSID. Además, dificulta la configuración, ya que algunos programas de configuración de red buscan los SSID en vez de preguntar por el nombre manualmente.

    Desactivar DHCP

    El DHCP es el protocolo de auto-configuración para los clientes de red. Permite que un cliente configure los DNS, gateway, IP, máscara de red y otros parámetros de configuración de forma automática.

    Mito: Combinado con usar IPs poco frecuentes (por ejemplo un subrango de 172.16.0.0/12) dificulta al hacker para configurar la red.
    Realidad: NO, es muy fácil descubrir qué IPs usan los clientes ya asociados y deducir la máscara de red y el gateway a partir de ahí.
    Explicación: En las tramas IP se encapsulan las direcciones IP por lo que con un sniffer es muy simple ver qué IPs generan tráfico e incluso qué gateway utilizan.
    Conclusión: No es una protección fiable para nada. Y facilita mucho la configuración de clientes o sea que suele ser mayor la molestia que la posible seguridad que ofrece.

    WEP con claves de 128bits o más

    La encriptación WEP (Wired Equivalent Privacy) es la primera implementación de seguridad para redes inalámbricas, ha demostrado ser muy poco segura y actualmente es posible romperla en minutos.

    Mito: Usando WEP con claves largas (128bits, 256bits, …) dificultan romper la encriptación.
    Realidad: Usar claves WEP de más longitud retrasan pero no impiden romper la encriptación.
    Explicación: WEP utiliza unos vectores de iniciación que se repiten con mayor o menor frecuencia. Las herramientas que se usan para romper encriptación WEP generan tráfico expresamente para aumentar la repetición de los mismos vectores y permitir descubrir el password en pocos minutos.
    Conclusión: Aún usando claves relativamente seguras los programas que se usan para romper redes inalámbricas permiten inyectar tráfico que facilitan enormemente romper la encriptación, sea cual sea la longitud de las claves (y los vectores de iniciación).

    WPA ó WPA2 (y variaciones)

    WPA es la solución que salió tras el desastre de WEP. WPA corrige las deficiencias de su predecesor y permite configurar redes inalámbricas seguras que no pueden romperse fácilmente en cuestión de tiempo o de forma automática.

    Mito: WPA y WPA2 son inexpugnables hasta la fecha.
    Realidad: WPA (y WPA2) son protocolos mucho más seguros que WEP, no tienen fallos en el diseño y por lo tanto dificultan mucho romper una red de ese tipo, pero no son invulnerables a los ataques de fuerza bruta.
    Explicación: WPA elimina los defectos de WEP, usa un sistema de autenticación más complejo, usa cifrado RC4, añade verificación de integridad al mensaje, e incluye protecciones contra ataques de repetición.
    Conclusión:WPA (y WPA2) es la mejor solución actualmente, pero no son inexpugnables.

    ¿Cómo puedo protegerme, entonces?

    No hay receta para eso, en la seguridad informática siempre hay gente que buscará vulnerabilidades en los diseños. Por ejemplo, una vulnerabilidad en el algoritmo de cifrado RC4 o en el sistema TKIP podría perjudicar a WPA.
    Actualmente el único ataque contra WPA es la fuerza bruta, lo que implica que sólo será realmente efectivo si el password que usamos está basado en diccionario o es muy simple.

    Básicamente lo más aconsejable a día de hoy es hacer lo siguiente:

    * Usar WPA ó WPA2. WEP no es seguro ni puede hacerse seguro, de ningún modo. Yo mismo, para enseñarle a un amigo le rompi su WEP de 128bits en 5 minutos, es terriblemente fácil.
    * Usar TKIP para WPA en caso de que esté disponible, ya que aumenta la seguridad WPA. Y si está disponible AES, mucho mejor.
    * Usar un password complejo, de más de 8 carácteres, mezcla de carácteres alfanuméricos y carácteres “raros”, por ejemplo: X$gh98NjKX$qp.K8J7dfX.z/3
    * Cambiar el password de vez en cuando si es posible (por ejemplo, si hay pocos clientes).
    * Usar Windows XP SP1 (mínimo) o SP2 (mejor) o superior (eso incluye Linux :D ) ya que el soporte WPA no está hasta el SP1, y está mejorado en SP2.

    *nuked*
     
    Editado por el moderador: 13 May 2010


  2. tonet666p

    tonet666p Miembro maestro

    Registro:
    1 Set 2009
    Mensajes:
    608
    Likes:
    11
    mmmmm, muy interesante, en especial para un WISP que recien se inicia en el negocio.