Perú: Ni sopa ni quejas, un comité para controlar internet.

Publicado en 'Redes e Internet' por chillinfart, 4 Dic 2012.





  1. chillinfart

    chillinfart Miembro de oro

    Registro:
    23 Ene 2011
    Mensajes:
    6,402
    Likes:
    2,221




    Esta no es una noticia, sino una síntesis (al menos desde mi punto de vista) sobre las declaraciones de José Soriano, el "padre de internet" en el Perú.

    Esto es un complemento más detallado de lo que ya expliqué en el tema de la "responsabilidad" (ver "En la cocina de la #SOPACriolla"). Anteriormente dejé un extracto de sus declaraciones en un grupo de FB y la finalidad del post es intentar comprender esta idea del comité.

    ¿Quién es él?

    Como decía, Soriano fue parte del grupo de la Red Científica Peruana (RCP) que llevó la red de redes al Perú en 1991, a la vez que trajo el modelo de cibercafé (cabina pública) en 1994, siendo este imitado por otros países a fines de esa década.

    Como antecedente también puedo referirme a este informe de 1995, que habla sobre la experiencia de internet de entonces, así como la formación de la RCP y sobre todo, los problemas de infraestructura que hasta hoy vemos, destacando la negativa de Telefónica en construir una red interna.
    También llama la atención que ni Soriano ni la RCP tengan un lugar en la Wikipedia en estos momentos.

    Nuestros problemas.

    Juntando estadísticas desparramadas por el INEI a modo de propaganda, poco más del 10% de los peruanos tiene acceso a internet en el Perú, sea con una conexión propia o mediante el uso de cabinas públicas. Un pequeño avance <insert sarcasm here> en comparación con 1995.


    ¿Cómo pasamos de ser los pioneros en telecomunicaciones a tener el segundo peor servicio de internet en latinoamérica? Los argumentos de 1995 no difieren en lo absoluto con los del 2012. La historia que nos lleva a esta situación es archiconocida.

    El modelo.

    Soriano cita al caso brasileño (http://cgi.br), que es una especie de cooperativa que agrupa a entidades estatales, privadas y ONGs. Más o menos, la idea original de la RCP, antes que se volviera un ente comercial cualquiera a fines de los 90.

    Para esto cito esta parte del informe de 1995, que habla de cómo fue ideada.

    De hecho, la RCP iba a ser la "Red Académica Peruana", impulsada por instituciones privadas como la PUCP, pero la idea fue cambiada para evitar que esta institución sea vista con un fin privado.

    Asimismo, Soriano sugiere que este comité debe ser uno autosostenido, sin dependencia o subvenciones directas del estado. No obstante, admite que la RCP recibió cooperación internacional en los inicios (pero con la moda actual del crowdfunding podría prescindirse esa idea).

    Para 1995-2000 la RCP era un proveedor de acceso a la red (el primero de su tipo), dando servicios de conexión a datos mediante la línea telefónica (que ya sabemos quién la da). De hecho, fue el único proveedor que soportaba el estándar más reciente para los módem analógicos, la V.90 (la V.92 nunca llegó al Perú), que Telefónica recién adoptó oficialmente en el 2001 en su servicio Terra.

    La estrategia.

    Intentare resumir este punto, puesto que no solo hay planes, también críticas a lo que fue la RCP antes de su lanzamiento comercial (que lo relegó a un segundo plano en el 2000). Y lo que se habla al respecto es bastante.

    La RCP en sus inicios daba más prioridad a su organización que a tener lo más reciente en tecnología de conexión (un contraste con lo mostrado líneas arriba), buscando que la idea del acceso a comunicaciones sea expandida a otros lugares. Algunas empresas y hasta el estado veían con malos ojos esta idea de una organización sin fines de lucro con participación de los usuarios, llegando incluso a cerrale el paso en sus primeros días (CPT antes de ser Telefónica no quiso cooperar con la RCP al verla como competencia).

    El esquema que buscó la RCP para integrar a sus usuarios y asociaciones que participan en ella fue la llamada "comunicación tridimensional", osea, tres grupos que cooperan entre sí de forma horizontal, sin dar lugar a intermediarios para favorecer la transparencia de las acciones.

    Estos grupos son: la población en general (nosotros), las empresas proveedoras de servicios/conocimientos (universidades, ONGs y empresas en general) y los organismos internacionales o gubernamentales.

    El lado oscuro

    A esta estrategia se le criticó mucho por su idealismo, pese a los frutos a nivel monetario y el interés de los usuarios y empresas que acudieron a la RCP. Para 1993, la RCP contaba con un capital de 3 mil dólares; para 1999, llegó a 6.1 millones. Esto los llevó a dar medidas algo pendencieras luego.

    Estas críticas hicieron que la RCP se volcara por un interés más comercial, llegando a dar funciones que no correspondían al estatuto que tenía (una organización sin fines de lucro). Esta historia se parece a otra.

    La presión por ello fue por la competencia a nivel de ISP (empresas como Cosapi Data y Telematic empiezan a brindar servicios de ISP) y un juicio contra Telefónica en arbitrado por el recién creado OSIPTEL en 1996, que terminó con un funesto revés para la RCP (a lo que se sumaría el arrebato del monopolio en el manejo de los dominios .pe por parte de Telefónica en el 2000).

    De ahí que Soriano lanza dardos a la actual RCP, que por cierto, maneja de forma abusiva los dominios .pe (esto motivó un ataque de Lulzsec hace poco), aparte de tener un roche de seguridad en el 2009 (bueno, dos) con esos dominios.

    Así es como se corrompe un comité de gestión, si quieren una moraleja (y estuvo al borde del remate, para variar) y a la vez explica por qué la RCP no es lo que pretendía ser, una organización que vela por internet en el Perú.

    Y esta lección algo larga es para poder tomar en cuenta algunos elementos que fueron usados para intentar ordenar la triste situación actual de las telecomunicaciones en el Perú.

    PD: Se admiten correcciones históricas. Luego lo subo al blog con las mismas.
     
    Última edición: 4 Dic 2012